7 razones que explican el ‘boom’ de los minicréditos online

Tips antes de montar un Negocio

Los micropréstamos han ganado cuota de mercado durante los últimos años. Sin duda, la dificultad para acceder al crédito bancario durante los peores años de la crisis y el aumento de la publicidad –han pasado de ser un producto cuyo nombre apenas era conocido a protagonizar anuncios en las principales cadenas de televisión– han propiciado su éxito.

Durante los últimos años el número de compañías de minipréstamos se ha incrementado y las ofertas se han multiplicado como la espuma; un aspecto positivo para los consumidores, ya que el aumento de la rivalidad ha favorecido la aparición de créditos gratuitos, programas padrino y otras promociones que han abaratado estos préstamos de bajo importe –no suelen superar los mil euros- a muy corto plazo –por lo general el plazo máximo de amortización no supera los 30 días-.

Los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com advierten de que este tipo de producto, que en ocasiones puede ser útil, debería utilizarse únicamente para hacer frente a situaciones puntuales en las que se requiera un extra de liquidez con mucha urgencia. Su objetivo debería ser sufragar imprevistos, como una avería, una multa o un recibo que se ha disparado, pero nunca contratarse como método de financiación habitual, ya que su coste es elevado, señalan desde el comparador que ofrece herramientas gratuitas para poder comparar la mayoría de los minicréditos online del mercado en cuestión de minutos.

Pero ¿a qué se debe su éxito? Un reciente estudio de la compañía Kredito24 revela siete características de estos préstamos que aprecian los usuarios.

  • Dinero en cuestión de minutos

La rapidez es, sin duda, la característica que mejor define a los minipréstamos. Una vez enviada la solicitud, el cliente puede obtener una respuesta rápidamente y, si es positiva, el dinero llegará a su cuenta en cuestión de minutos. No obstante, este último punto es relativo, ya que, aunque el prestamista pueda realizar la transferencia rápidamente una vez aprobado el crédito, la velocidad de recepción dependerá también de los bancos que entren en juego. Si la cuenta del prestamista y la del cliente están radicadas en la misma entidad, el dinero llegará en minutos, mientras que si pertenecen a entidades distintas, la recepción del capital podría demorarse hasta 48 horas.

  • Tramitación online

El estudio de Kredito24 revela que otra de las características que más aprecian los usuarios es la comodidad. Lo cierto es que mientras la banca, en muchos casos, continúa exigiendo al cliente que acuda a la entidad a realizar la tramitación del préstamo o, como mínimo, a firmar el contrato, los minicréditos online pueden solicitarse a través de Internet, sin desplazamientos. Además, las solicitudes pueden enviarse las 24 horas del día.

  • Sin papeleos

Tal y como señalan desde el comparador HelpMyCash.com, los minicréditos online apenas requieren papeleo, lo que agiliza mucho la contratación. Y los pocos documentos que deben enviarse (copia del DNI, extracto bancario o copia de la nómina, etc.) pueden remitirse a la compañía a través de Internet.

  • Importes reducidos

Otra diferencia con respecto a las entidades de crédito tradicionales es que estas compañías conceden importes muy reducidos, por ejemplo 50 o 100 euros. De hecho, el estudio de Kredito24 revela que el importe medio solicitado por los clientes es de entre 150 y 300 euros. Por lo general, la banca no suele conceder préstamos de tan bajo importe; únicamente lo hace mediante los préstamos preconcedidos, que son únicamente para ya clientes y solo para los seleccionados, o a través de las tarjetas de crédito, que no todo el mundo tiene.

  • No requieren avalista

Los minipréstamos online no exigen la presentación de avalistas y la garantía es siempre personal, es decir, el cliente responde con sus bienes presentes y futuros en caso de impago.

  • Transparencia y sencillez

Los resultados del estudio también señalan que los usuarios aprecian la transparencia del proceso de solicitud: “el proceso es transparente y en todo momento es fácil consultar a cuánto ascenderá el minicrédito concedido y la cuantía de los intereses que habrá que abonar”. Lo cierto, señalan desde el comparador HelpMycash.com, es que casi todas las compañías de minicréditos ofrecen un simulador que permite saber a cuánto ascenderá el coste final del préstamo en función del dinero solicitado y del plazo. Además, antes de firmar se puede consultar la Información normalizada europea sobre crédito al consumo que permite comprobar de manera fácil el coste total de la operación, así como otra información de interés: plazo de devolución, tipo de interés, penalizaciones en caso de impago, etc.

  • Sin explicaciones

Por último, la impersonalidad en el procedimiento de concesión del préstamo (no es necesario hablar con ningún gestor) es un punto a favor para algunos consumidores, que aprecian la privacidad de la operación y el hecho de no tener que explicar para qué se va a destinar el dinero. No obstante, que la compañía no exija saber la finalidad concreta no implica que no realice las comprobaciones oportunas para garantizar la solvencia del cliente y su capacidad para devolver el crédito.