1) Elabora un presupuesto por escrito, evalúa la capacidad de endeudamiento antes de reitrar cualquier préstamo. Sólo debes comprometerte con una deuda si tienes la posiblidad de pagar las cuotas mensuales.

2) Asegura tus ingresos mensuales antes de comprometerte con una deuda. Un ingreso irregular no tiene la garantía suficiente para la responsabilidad que conlleva un préstamo. En este caso es bueno resaltar que debes evitar tu compromiso como garante o fiador de otras personas ante una deuda si la misma no dispone de un ingreso seguro y regular.

3) Hazte de tiempo suficiente para averiguar todos los detalles del préstamo que deseas, compara las tasas de interés de varias entidades, pregunta sobre gastos administrativos que conlleva el otorgamiento del préstamo, aplica los plazos disponibles de acuerdo a tu conveniencia en el pago. Que monto debes abonar con relación al seguro de vida que se aplica a cada transacción de préstamos. Realiza una multiplicación directa del importe de la cuota contra la cantidad de meses del crédito para tener el conocimiento precido de que monto devolverás.

4) Antes de firmar cualquier solicitud de crédito revisa con cuidado las condiciones de pago, que los porcentajes del interés estén acordes a lo indicado desde el principio.

5) Un punto importante que debes averiguar es sobre los pagos de adelanto, debes tener conociemiento de como se aplican la cancelación de los pagos de adelanto sobre tu crédito y si puedes obtener descuento en los intereses aplicados.

Bajo las siguientes premisas puede solicitar a un préstamo:

  • Que el objeto de nuestra compra tenga el potencial de aumentar su propio valor o producir ganancias.
  • El valor del objeto debe tener el mismo valor o exceda la suma que debemos por el mismo.
  • El monto de la cuota no debe exceder nuestro presupuesto.


Endeudamientos recomendables
Existen deudas por inversión a nivel empresarial en donde las inversiones ofrecen la posibilidad de devolver el capital prestado con los intereses correspondientes y sea capaz de generar ganancias adicionales.

Deudas por bienes duraderos, como la adquisición de una vivienda por la necesidad de brindar un techo para su familia y no estar sujetas a pagos de alquiler. En este caso es recomendable una ‘deuda hipotecaria’ y en donde los intereses son menores.

Para mayor información ingresa a esta dirección: abc de las hipotecas

Endeudamientos no recomendables

Aquellos que tienen como fin el pago de gastos de consumo, ya que no lograrán generar ganancias, sino todo lo contrario, reducirá nuestros ingresos. Es importante resaltar en este punto que la deuda total no se aplica sólo al capital sino que además los intereses resta dinero a los ingresos de la persona endeudada.

Las deudas por gastos de emergencia son inevitables si no se dispone de ahorros para cubrir estos gastos de contingencia. Ante estas situaciones extremas las personas tienen dos posibles soluciones a su necesidad urgente de dinero efectivo: vender sus bienes o realizar un préstamo. En ambos casos se experimenta una pérdida de valores económicos.

El ahorro debe ser el alma que debemos utilizar para los casos de emergencia. Es por eso que recomendamos enfáticamente el hecho de adicionar en todo presupuesto una disciplina financiera de ahorro.


1) Lo más importante es vivir de acuerdo a tu presupuesto. Realiza un presupuesto escrito para planificar tus gastos y así también tener un control sobre los mismos. La prioridad es el pago constante de las deudas hasta la cancelación total de las mismas.
2) La venta de activos ociosos es un buen mecanismo para el pago de deudas. Activo es todo lo que posees, por ejemplo: casa, terrero, auto, muebles, etc.
3) Crea un plan de pago para cada acreedor. El pago en fecha y el monto acordado lleva mucho esfuerzo y constancia, ya que usualmente los créditos son dados a largo plazo (mayor a 12 meses). Elabora un cronograma de pagos y deja todo por escrito y sobre todo haz un seguimiento de los pagos hasta llegar a la meta del pago total de la deuda. Nunca incurras en la posibilidad de entrar en mora, esto representa costos adicionales al interés sobre el capital. Anticípate a las fechas de vencimiento y si tienes problemas en los ingresos debes acercarte a tu acreedor para evaluar la posibilidad de una refinanciación.
4) La lista escrita de pasivos te ayudará a ordenar tus obligaciones contraídas con anterioridad con los demás, esto te ayudará a establecer prioridades en la reducción de las deudas que tienes.